Carrito de compra
Envío Express Gratis
Tu carrito está vacío.
Pago seguro garantizado

Mis resultados con Acticoco han sido perfectos, dientes más lisos desde el primer día de su uso y mucho más brillantes y uniformes al final del tratamiento. No tiene sabor, y el tono oscuro que deja en los dientes desaparece sin problemas a la mañana siguiente.

Verónica - Compra verificada ✅

Tu lengua es un indicador de enfermedades

La lengua es un miembro muy importante de nuestra boca, que colabora en la masticación, la producción de saliva y la deglución. Al degustar los sabores, permite que la vida sea atractiva y tengamos una buena calidad de vida si está sana.

Este importante órgano muscular es un quimiorreceptor y siempre está húmeda, por lo que necesita un cuidado importante y permanente para estar bien. La correcta limpieza permitirá la salud de los dientes y encías y su vez la función general del cuerpo.

Cuidados sencillos y esenciales

La buena higiene bucal es primordial para la salud en general, sin embargo hay quienes se olvidan de lo importante que es la limpieza de la lengua. En la rutina diaria no le dan el debido cuidado y atención, por eso muchas personas llegan a tener mal aliento.

La solución a esta incómoda situación, es cuidando y conociendo los métodos de limpieza que los especialistas enseñan. Porque este pequeño órgano amontona una gran cantidad de bacterias cuya acumulación puede provocar problemas de encías, caries e incluso otras enfermedades.

La apariencia de la lengua y la salud

¿Sabías que la lengua puede informarnos sobre la salud?

Su aspecto nos muestra si se padece de alguna enfermedad. Por ejemplo: su color o textura, pueden ser diferentes en función de las personas. Pero los cambios pueden enseñar si se está sufriendo de alguna patología, de ser así, se recomienda asistir de inmediato al odontólogo.

Cuando la lengua tiene un color amarillento o blanquecino, esto es muestra de que no hay una buena rutina higiénica bucal. La  acumulación de bacterias por alimentos presentes entre las papilas a lo largo de este órgano produce la halitosis o, en otras palabras, mal aliento.

Como la lengua es un quimiorreceptor debe permanecer húmeda, su resequedad o color pálido puede indicar deshidratación, anemia o carencia de algunas vitaminas.

Por otra parte, el color rojo acompañado de un abultamiento, es indicativo de alguna enfermedad, infecciosa como la escarlatina. Hay otros indicativos relacionados con la apariencia de la lengua que se deben conocer.

Alteraciones y diagnostico

 Cuando se observan anomalías en este órgano, se sugiere la atención inmediata de un especialista, quien dará su diagnóstico. Hay casos como la lengua peluda, que su apariencia puede ser causa de consumo diario de alcohol, tabaquismo o el consumo de algún medicamento.

En estos casos si el problema se presenta con otras dificultades, como un color amarillo, puede que se padezca de cándidas (hongos). Por otro lado también se puede padecer de picazón, al que comúnmente se le llama el síndrome de la boca ardiente, del que aún no se determina su origen.

Lengua sana, vida tranquila

Para mantener una buena rutina bucal incluyendo el limpiado adecuado de tu lengua, se debe conocer la instrucciones necesarias y cumplirlas a diario. De esta manera no solo estas cuidando tu salud, sino que le estas dando más vida a tu dentadura, y evitas el mal olor que es tan desagradable.

Es necesario que el cepillado se realice como un mínimo de 2 veces al día con un cepillo que permita limpiar todas las áreas de la lengua. Algunos especialistas recomiendan el uso de un limpiador lingual de diseño especial con el propósito de eliminar los restos de alimento que se adhieren a la lengua.

Para ello, también es posible usar dentífricos especiales que respeten la flora bucal, como Acticoco. Estos cepillos eliminarán todas las bacterias que tengan un impacto negativo en nuestra boca y dejará aquellas que son necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo a nivel de la boca.